"Uno de los mejores narradores cubanos de la hora presente"
(Juan Bonilla)

Del Blog de Díaz-Pimienta

nov
16

BOLA DE NIEVE AL PIANO

Publicado por Alexis Díaz Pimienta el 16 noviembre 2012 a las 3:21 pm
Pocas músicas y pocas interpretaciones me emocionan tanto como las de Bola de Nieve, el gran Ignacio Villa, un artista cubano único en su época y en todos los tiempos. Desde niño he amado su música. Entonces, comparto con los visitantes de mi Cuarto, este poema en décimas de mi libro Confesiones de una mano zurda (Ed. Salope, Las Tunas, 2004), un pequeño homenaje a este grande de la cultura cubana y a su gran amiga y compañera de tablas, Rita Montaner.






REGRESO AL MONSEÑOR, DESPUÉS DE TANTO 

El piano está en un rincón 
y Bola no viene. –Bola,
¿dejarás a Rita sola?,
¿no será a dúo el pregón?,
¿no gruñirás la canción
que a gritos pide el teclado?
No seas mal educado,
Bola de noche nevada,
vuelve con tu voz de nada,
tu voz de piano rajado.

El piano está en un rincón
y Rita no viene. –Rita,
¿no ves que te necesita,
que hasta te pide perdón
y te reverencia con
el silencio de la cola?
¿Es que piensas estar sola
para el resto de la muerte?
Al piano no lo divierte
el silencio, Rita, Bola.

El piano tiene memoria.
Extraña los dedos negros,
los provincianos allegros,
el frac, la risa notoria.
El piano tiene memoria,
extraña la voz mulata,
el lazo de la corbata,
el lunar, la enorme boca...
Rita canta, Bola toca,
Bola ríe, Rita trata
de que le compren maní
y Bola duerme a un negrito
como él... No necesito
nada más... Ya están aquí.
Aplausos (¡Lo conseguí!)
Aplausos. Les doy la mano.
Los beso. ¿Mezzosoprano?
¿Tenor ronco? Ah, sí, perdón...
Se van. Pero en el rincón
ríe, llora, aplaude el piano.


____________________________________



UN EJEMPLO DE SU GRANDEZA:
SU INIGUALABLE "VETE DE MÍ".




  1.  

    |